Blogia
miramar

Historias con dos finales

Historias con dos finales
Matías lucía un impecable traje gris. A su lado Martina acaparaba su atención.
- Querido, has visto los michelines de la señora Ester. Con ese vestido tan ajustado que lleva se los ve mover en todas direcciones cuando ella anda. Y no es por criticar, pero al marido la barriga no le deja ver los zapatos.

Ester y su marido, sonriendo, se acercan a Martina y a su acompañante.
- Hola Matías. Hola Martina. Venimos a la selección de personal para un anuncio de televisión. Carlos nos ha convencido de que tenemos grandes posibilidades para salir elegidos. Parece ser que necesitan personas de buena presencia y con un cuerpo estilizado. Querida, después de darle vueltas al tipo de vestido conveniente, me decanté por este que realza mi figura. Anda, ¡mírame bien!. Sinceramente, ¿tú cómo me ves?.

Primer final.

- Ester, te ves muy guapa. Precisamente comentaba con Matías que siempre has tenido un muy buen gusto a la hora de elegir el tipo de prenda que has de llevar en cada ocasión. Estoy segura que se fijaran en ti y triunfarás.

Segundo final.

- No sé Ester... yo me pondría otro tipo de prenda más amplia que disimulara un poco mejor la grasa. Ese vestido lo único que hace es marcar tus movimientos de cadera que son poco estéticos. Es mejor que te vayas a cambiar, si quieres presentarte.





¿Hay que decir siempre la verdad?. Hay quien dice que hay que ser un poco mentirosos para conservar a los amigos. Y es que la verdad, a veces, hace daño, te hace aparecer cruel y pierdes las amistades.

¿Con qué final te quedarías tú?.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Turandot -

Hummm pues vaya dos opciones que das, me uno a Brisa, yo daría una tercera más diplomática, que no tiene porque faltar a la verdad ni ofender a nadie.
Las críticas, sólo, si pueden ser constructivas.
Saludos.

Hija de la Luna -

Me temo que yo sería la amiga brusca, la del 2º final; nadie me acusará jamás de falsedad, aunque me digan que me falta el tacto, y es que no creo que lo de la sutileza vaya bien con mis verdades a bocajarro. Supongo que algunos de los que no me aguantan se basan en esto, me consuela saber que muchos de los que me quieren también.
Bss.

Anónimo -

perdon, olvidaba decirte que te extraño muchisimo y ya he visto en mi mapa donde esta ubicado....jijiji, que bien eh!! cuidate si? y te quiero mucho. tu amigaaaaaaaaaaaaaaaa, muacks.

Anónimo -

ser sinceros. es ser leales a la "amistad"...LEALTAD? como sabemos en el mundo entero es un pilar fundamental de los VALORES...uno de los mas trascendentes pues es fundamental para una buena convivencia. yo me quedo simplemente con la VERDAD,hay formas PARA HACER QUE LOS ERES QUERIDOS NO SUFRAN AL ESCUCHARLA. HAY QUE SER SUTIL AL DECIR ALGO DURO pero verdadero...JAMAS PODRIA CALLAR ANTE UN HECHO VERDADERO..no se puede vivir en un mundo falso porque sencillamente sientes que vives esclavizado a sentimientos negativos, LA MENTIRA?.. esa es destructora de las mas grandes relaciones y de las mas puras...pero alla del incredulo que a pesar que escuche gritos de pureza se niegue a oirlos...se HONESTO Y VERDADERO. seamos la DIFERENCIA DEL MUNDO. un besote, cuidate si?
asi que seamos SUTILES, para no herir a los demas...tu amiga.

Tu -

Cuando de verdad existe amistad, debe existir la sinceridad. Sea cual sea, claro siempre hay que tener el tacto, y saber decirla.
;o)

Brisa -

No me siento para nada identificada con Martina, no haría un comentario así de una amiga. Entre las dos opciones: La primera, NO por falsa. La segunda, NO por brusca. ¿Se puede incluir un tercer final? Una respuesta sincera, pero no cruel. Creo que existe la manera de hacerlo. Así aunque hagas un poquito de daño, haces menos.

Siempre hay que decir la verdad pero hay que tener cuidado pq la otra parte puede no estar preparada para escucharla.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres