Blogia
miramar

Contaba mi abuelo...

Contaba mi abuelo...

Contaba mi abuelo que aliviaba el dolor y el sufrimiento acudiendo religiosamente a cierta tasca cada vez que tenía algunas monedas en el bolsillo. Eso sí, decía a su mujer que iba a casa de su hermano a jugar la partida. Y la partida se alargaba toda la noche y tomaba aroma a buen vino.

Contaba mi abuelo que la carne es débil y las noches tentadoras para negarle alguna que otra alegría al cuerpo. Pero no todos los días, -en este caso noches-, se puede hacer tonto al que tiene fe. Por eso ella dejó unas monedas en el bolsillo de su pantalón, el de él, envueltas como era costumbre en la época en un pañuelo de tela. Por eso él, ni corto ni perezoso, que por algo era un tipo echado para adelante, seducido por las monedas, se disfrazó de caridad y se dirigió como ferviente devoto a su santuario particular.

Contaba mi abuelo que aquella noche ella lo siguió. Que en lo mejor de la partida y del trago se presentó allí armada con una estaca de roble del país. Que le habló de lealtad y le frustró la copa y la partida.

Contaba mi abuelo que sus amigos le recomendaron cambiar de tasca. ¿Y si se presentaba ella allí de nuevo?. Entonces la solución pasaba por cambiar de mujer. Contaba que él dejó de salir por las noches y que llevaba en silencio, con amargura y resignación su nueva vida.

Sin saber del todo cierto si el final fue cierto o no, creo que todos nosotros somos dos personas. Una, la que carga con la vida sana y coherente de la pareja. La otra, la que aprovecha cualquier resquicio para apartarnos de la primera ruta.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Anónimo -

SALUDOS

UN BESO

Brisa -

A mí me encanta este barco, tiene muy buena pinta y parece navegar muy bien... aunque a veces su capitan, a quien creo que le gusta mucho el mar ese mar de vida, sube a cubierta y pasa algunos días mirando hacía el horizonte la belleza del paisaje, pero después como contrapartida, nos regala hermosas letras cargadas de sensibilidad como las de hoy. Así que un besito para el capitan.

Creo que para que una pareja funcione y no muera el amor, cada uno debe de tener sus propios espacios, poder permitirse ser uno mismo es vital, para tener algo que compartir, sino acabas siendo la sombra de otro, la sombra de un nosotros, sin fuerza, sin vida, sin sentido.
Veras... yo creo que si a una mariposa se le cortan las alas, se le impide volar, estará segura, pq no podrá escapar, pero ya no es una mariposa, porque su color se vuelve, gris, pq se llena de tristeza, y entonces pierde los colores, y entonces ya no es la que era en principio, y entonces se necesita ser dos personas, y te confundes y ya no sabes realmente cual de las dos eres tú. Con lo bonito que es dejar que las personas fluyan y tengan luz propia....

Glus!!! ya vuelvo a mi estilo de comentarios gigantes!! si es que me inspiras. Besos.

la hechicera de la luna -

Es increible como a veces sn darnos cuenta boicoteamos a nuestr pareja, olvidandonos que lo pricipal es saberla feliz, le cortamos las alas, y luego se nos muere el amor en una jaula...
Creo que en pareja, saber amar empieza por respetar, gustos aficiones, momentos de intimidad y soledad del otro, tener y repetar el espacio de cada uno...
Me ha gustado Miramar, mucho.
Besote con chispitas.
hechi

isa -

gracias ati manu, tu eres quien nos haces pasar buenos ratos pasando por tu pagina jajajajajaja nunca nos falles sabes q te queremos jajajajaja bueno yo te tengo un cariño especial jajajaja no sabes lo q me alegra verte por aqui un besazo amigo cuidate y lucha siiiiiii lucha por aquello q quieres y deseas solo asi se consigue ser feliz jajajaja yo estoy aprendiendo chiiii pues cada dia hay q luchar besotes para ti y para todo aquel q lea estas letras mmmuaksssss

Sabes quién soy, no? -

Seguiré curioseando este blog mientras estés en mi corazón, es decir, por lo menos, a mí me tienes de fija aquí... Deberías comprarme un asiento más cómodo para esperar cada uno de toda la maravilla que escribes...

Tenías este lugar abandonado y ya se echaba de menos todas tus palabras... Gracias al cielo que estás aquí nuevamente para darle vida a este lugar...

No creo que sea necesario repetirlo, pero TE QUIERO! Siempre recuérdalo, donde sea que estés, estés con quien estés, recuerda siempre que TE ADORO, cielo!

Millones de besos de los que te gustan y toitos para ti!

Miramar -

Es el día de los agradecimientos. Hoy lo quiero hacer públicamente, a la vez que de una forma discreta. Agradecer el empeño de alguien que látigo en mano hace que este barco, a pesar de sus muchas brechas que lo hacen estar más próximo al fondo que a la cima, siga navegando.

A ti gracias.

A los demás, que haberlos hailos, a los que seguís cureoseando por esta pequeña parcela, animaros a que lo hagaís mientras el cuerpo os resista.

Un abrazo a todos!

---
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres