Blogia
miramar

Recuerdos de la niñez

Recuerdos de la niñez

Encendí una cerilla e inhalé ese olor a fósforo que desprende. Lo hice, porque un día más el sistema electrónico de encendido del calentador de casa había dejado de funcionar.

Tal vez fue ese olor el que me abrió la puerta de los recuerdos de la niñez. Esos ojos que se encendían y tomaban vida propia cuando se me ocurría alguna travesura; y, la de los fósforos, una pequeña broma que casi cuesta el incendio de toda una vivienda, porque los niños quieren saber y experimentar por sí mismos; los ladridos del perro, provocados probablemente por la sensación de pánico al ver arder uno de los sofás de la sala; las voces lejanas y poco cariñosas de los familiares.

Pero fue después de apagar ese fósforo cuando me di cuenta de la imprecisión de los recuerdos, con hechos que se mezclan y en los que se confunden el antes y el después. Son los recuerdos de la niñez.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Brisa -

Yo tengo una memoria histórica muy buena, para mis recuerdos especiales, tb para los de la niñez, recuerdo, las sensaciones, lo que pensaba, casí puedo sentirlos, pero hay recuerdos que dejo que se entremezclen, que se hagan pequeños, les quito color, brillo, sonido, y son esos q no me gustan. :( Un besillo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres